La Comunidad de Regantes del Andévalo Fronterizo se renueva para propiciar el desarrollo de nuevos proyectos de regadíos

Valora este artículo
(0 votos)

La Comunidad de Regantes del Andévalo Fronterizo (CRAF), que se constituyó en 2004, ha decidido fortalecer su estructura orgánica para poder captar las inversiones y los proyectos agrícolas que se formalizarán en los próximos años en la comarca andevaleña cuando se concluyan las infraestructuras con las que se podrán abastecer de agua abundante las fincas situadas en el entorno de las presas del Andévalo y Chanza, y la futura de Alcolea.

Para iniciar este proceso de reactivación, los comuneros decidieron en la última asamblea general ordinaria celebrada ratificar aJuan Antonio Millán como presidente de la entidad, así como nombrar una nueva junta de gobierno que estará integrada por tres vicepresidentes: Dionisio Rodríguez, Marcos Feria y Manuel Domínguez; cinco vocales: María Alonso Mora, Mariano Hernando, Salvador Matoses, Enrique Centeno y Manuel Campos, y una secretaria, Mercedes Villalón.

Asimismo, se acordó iniciar el procedimiento de conversión de la citada Comunidad de Regantes en Comunidad General de Regantes del Andévalo; un proceso de cambio que ha sido promovido por la C.R. Andévalo-Fronterizo, la C.R. Andévalo-Minero, la C.R. Andévalo-Pedro Arco y al que se seguirán incorporándose las comunidades de regantes de los ramales Sur Campo-Baldío, Este Cítricos-Tharsis, Norte Pago-Raña y Norte Valadecampo, en la medida que se vayan inscribiendo en el registro. Para supervisar este proceso se decidió constituir una Comisión Promotora que está integrada por Juan Antonio Millán, como presidente, y por Pedro Romero, Rodrigo Molina, Dionisio Rodríguez, Marcos Feria y Manuel Domínguez.

Durante la asamblea general también se ratificó el continuar el diálogo abierto con las administraciones central y autonómica, con los ayuntamientos y la Diputación, para avanzar en la cooperación público-privada entre las distintas comunidades de regantes con constructoras y entidades financieras, al objeto de suscribir convenios que posibiliten la realización de obras de interés agrícola común.

De igual forma se ratificaron las alegaciones presentadas al Plan de Desarrollo Rural de Andalucía (PDR) sobre ampliación de regadíos y a la revisión de los planes hidrológicos (ciclo 2015-21), con las que se pretende aumentar los recursos hídricos de la comarca andevaleña, al ampliarse la capacidad de la presa del Andévalo de los 600 hectómetros cúbicos de agua a los 1.000, y de los 75 hectómetros cúbicos al año del sistema Bocachanza a los 150. Así como hacer realidad las compensaciones previstas para los pueblos que se vean afectados por la construcción de las nuevas presas de Alcolea, Coronada y Pedro Arco, incluidas en el Plan Hidrológico Nacional.

Los comuneros de la CRAF decidieron seguir trabajando desde la Comisión Promotora de Regadíos de Huelva (Coprehu) y participando de forma activa en la renovación de laAsociación de Comunidades de Regantes de Huelva (Corehu) para que el horizonte de 2017, la provincia onubense cuente con 61.000 hectáreas de regadíos con aguas superficiales, siendo las comarcas del Andévalo y la Campiña las que cuentan con las condiciones más adecuadas, por abundancia de agua, microclimas y horas de luz, y tamaño de las fincas, para conseguir proyectos agrícolas competitivos y variedades de frutos que sean demandados en los mercados internacionales y que con sus producciones se puedan mantener la actividad agrícola durante todo el año.

Visto 972 veces